¿Tu bebé está a punto de comenzar a comer alimentos sólidos y te preocupa qué puedes y qué no puedes darle de comer? En este artículo hablaremos de las mejores frutas para los bebés y cuándo es el mejor momento de dárselas. Aprovecha este artículo, con todas las recomendaciones de la Fruteria online Charito y conoce cuándo debes darle de comer frutas a tu bebé y cuáles son las más recomendables según su edad. ¡Toma nota!

¿Cuál es la mejor fruta para el bebé?

Como padres y madres sabemos de la importancia de una alimentación sana, variada y equilibrada para nuestros hijos y para que tengan un adecuado crecimiento y desarrollo. Pero cuando son bebés, esta alimentación es, en un principio, un poco más limitada y, a medida que van cumpliendo meses, se va ampliando y diversificando. Por todo esto, en los primero meses de vida, nuestros bebés únicamente se alimentan de leche materna y a partir de los 6 meses podremos añadirles ciertos alimentos a su dieta, comenzando con la alimentación suplementaria mientras, tal como recomienda la Academia Americana de Pediatría (AAP), mantenemos el amamantamiento.

De esta forma, los primeros alimentos para nuestros bebés serán las papillas y purés de verduras y hortalizas como zanahorias, el calabacín y el puerro, también pueden comer patatas, todos ello siempre cocidos. Respecto a las frutas, las primeras frutas que deben comer los bebés son las peras, plátanos, naranjas y manzanas en forma de compota, papillas, en zumos o trituradas.

Las manzanas tienen un sabor suave y dulce, por ello suele gustar mucho a los bebés. Cuentan con vitaminas A, C,E y grupo B, además de minerales como el magnesio, calcio, hierro, potasio y sodio. También son ricas en fibra, lo cual será perfecto para su tránsito intestinal y aliviar los posibles casos de estreñimiento. Además, las manzanas son ricas en agua, por lo que son perfectas para mantenerlos bien hidratados. Por todo esto, la compota de manzana casera es una merienda estupenda para los bebés a partir de los 6 meses.

Las peras también tienen un sabor dulce. Cuenta con gran aporte en agua para los bebés, además de vitaminas C y B9, aminoácidos, fibra y betacarotenos. La pera es una fruta de fácil digestión para lo bebés gracias a la fructosa y sorbitol que contienen. También podemos prepararla en compota.

 

Los plátanos, también son otra de las frutas más comunes en la introducción de alimentos sólidos de los bebés, ya que son dulzones y suaves, con una textura densa y suave al mismo tiempo, y una digestión fácil. Es una fruta muy energética que contiene mucho potasio y magnesio, además de vitamina A y C y ácido fólico.

¿Cómo debemos introducir las frutas en la dieta de un bebé?

Tanto con la fruta como con el resto de alimentos, lo adecuado es introducirla de forma paulatina a partir de los 6 meses, que es cuando los lactantes comienzan a mostrar interés por otros alimentos, y es cuando comienzan a mantenerse sentados. Además, a esta edad es cuando comienzan a expresar, por medio de gestos, sus sensaciones de hambre o saciedad y comienzan a perder el reflejo de extrusión (lo que les hace expulsar la comida fuera de la boca).

Lo recomendable es darles primero papillas de solo una fruta durante 3 o 4 días. De esta forma podremos observar el nivel de tolerancia, alergias… que tiene el bebé con estos alimentos. Después hacer lo mismo con el resto de frutas y por último, probar a hacer purés mezclándolas.

Como veis es muy sencillo introducir las frutas en la alimentación de nuestros bebés. Si tu bebé y tú os encontráis ya os encontráis en esta fase, cuéntanos que tal os está yendo.