Bebes prematuros

Bebes Prematuros

Este  rincón de mi blog, está dedicada a estos pequeños valientes y luchadores que vienen antes al mundo.  Dispuestos a luchar por todo, bajo mi punto de vista los bebes prematuros son admirables.

Llenos de valor y fuerza. ¿Cómo es posible? ¿Si parecen tan débiles? Pues su interior tiene mucho que enseñar  a sus papas.Te lo cuento bajo experiencia propia.

[orbital_cluster categories=”15″ order=”DESC”]

Mi historia con mí bebe prematuro:

Mi bebe prematuro nació a las 31+5 semanas de gestación, tuve un embarazo genial no me encontré mal en ningún momento. Por eso nunca me espere que viniera antes de tiempo, ni si quiera lo había pensado.

Pero una noche mi bolsa se rompió y acudí a urgencias, estuve diez días ingresada reteniendo a mi bebe dentro de mí.Pues los médicos me decían que era lo mejor para él  , para poder madurar. Mi mundo durante diez días ingresada hasta la fecha del parto se desmorono, tenía mucho miedo por él  y no sabía si podría vivir dentro de mí con tan poco liquido.

Pero mi bebe empezó a perder peso porque se esforzaba en rellenar el liquido de su bolsa haciendo pipi, es increíble que mi pequeño tuviera ese instinto de supervivencia en este momento me di cuenta de que era un luchador y un valiente que solo pesaba 1400 kg . Me provocaron el parto, y nació el ángel  que hoy es día es toda mi vida. Cuando mi pequeño nació sentí un alivio tremendo,  porque le veía y podía ver como respiraba. lo que en mi vientre tenía dudas de su salud.

Estuvo un mes ingresado en cuidados intensivos, fueron días duros, días de desconcierto miedo y nervios.

Cada vez que me tenía que marchar de la unidad de neonatos notaba que se algo se rompía en mi,  recuerdo que solo conseguía  sentir paz cuando le tenía en mis brazos. Ese momento era mágico,  se detenía el tiempo y solo estábamos él y yo. Hasta me entraba sueño de la misma relajación que me hacia tenerle en mi pecho.

Cada día mi bebe avanzaba mas y mas,  para nosotros era todo un logro que celebrar,  sus grandes pasos, de la incubadora, a la cuna caliente, a empezar a tomar mi leche…..Parece mentira que cuando tienes un bebe prematuro ingresado las cosas que parecen sencillas como respirar, a ti te parezca toda una alegría.

Mi hijo me enseño que lo importante era el día a día, y a valorar sus logros como si todos los día fuera una lucha que ganabamos juntos. El luchaba y yo tenía que dar la talla, aunque a solas en mitad de la noche de madrugada podía estar fácilmente llorando más de una hora.

Sentí envidia sana de las mamas que salían de sala de posparto con sus niños en brazos. Pero al final paso, llego el día que yo también salí con mi pequeño en brazos.

Al mes me dieron mi bebe y nos fuimos a casa, creo que fue uno de los días más felices de mi vida y hasta ahora que tiene ya tres años.

Es un niño fuerte y sano. Solo quiero poder transmitir mi fuerza a las mamas y bebes que se ven pasando por esta situación,

¡Mucha fuerza y valor pequeños guerreros¡ ¡Mamas y papas fuerza y valor para luchar a su lado¡

Yolanda Retuerta